¿Qué es la innovación disruptiva y cómo identificarla?

En este artículo vamos a describir la innovación disruptiva y por qué es tan peligrosa para las empresas establecidas.

La innovación disruptiva ocurre cuando un nuevo servicio o producto modifica las estructuras de un sector y provoca que las compañías que introducen la innovación disruptiva mueven a las compañías existentes. La innovación disruptiva tiene éxito cuando posee tres elementos:

  1. Hace un producto más asequible y accesible a las personas.
  2. Crea un modelo de negocio innovador que apunta a un público objetivo que no eran clientes (no adquirían productos en un determinado mercado) o un público que está dispuesto a pagar muy poco dinero.
  3. Tiene una cadena de valor coherente (proveedores, partners, distribuidores, clientes).

La innovación disruptiva es introducida, generalmente, por nuevos actores en un sector o solución que aporta nuevos criterios que no habían sido tenidos en cuenta por los clientes actuales. Este es el motivo por el que no es tenida en cuenta por las empresas que operan en ese sector o solución, mientras tanto la nueva empresa entrante aprovecha para desarrollar su innovación y en el medio-largo plazo poder atacar a los clientes actuales.

Llegado a este punto, es demasiado tarde para las empresas subirse a la innovación disruptiva, las nuevos empresas entrantes comenzarán a dominar el mercado controlado por los clientes incumbentes, y cuando los nuevos entrantes han conseguido introducir la innovación en ese sector se presenta el dilema del innovador en las empresas que antes eran incumbentes.


La dificultad está en identificar ex-ante la innovación disruptiva, puesto que solo sabes que es disruptiva cuando ya ha ocurrido. En los primeros estados la innovación disruptiva se muestra como un producto o servicio ineficiente, dirigido a un nicho de clientes marginales, lo que dificulta su predicción como innovación disruptiva frente a la innovación que va a fallar.

Las empresas existentes en un mercado, o empresas incumbentes, fallan a la hora de identificar la innovación disruptiva por dos motivos principales: no identifican cómo una oportunidad, el nicho de mercado al que va dirigida la innovación disruptiva en sus primeras fases, porque no suelen cumplir los requisitos de volumen que buscan las grandes empresas; y segundo la tecnología que trae la innovación disruptiva no es una demanda patente en la mayoría de los clientes objetivo de las empresas establecidas.

Las tecnologías involucradas en una innovación disruptiva necesitan de mejoras y adaptaciones hasta alcanzar los requisitos de un elevado volumen de clientes. Cuando alcanzan este estado, es decir, cuando un elevado número de clientes decide sustituir los servicios tradicionales por los nuevos que incorporan innovación disruptiva, se produce una fuerte competencia entre las empresas incumbentes y los nuevos entrantes, donde los primeros tienen todas las bazas para perder porque los segundos se encuentra en la cresta de la ola de la curva de aprendizaje.

Y aquí llega la gran pregunta ¿invertimos en la nueva tecnología para matar la nuestra? El gran dilema de toda empresa que quiera liderar un mercado.

Pero ¿cómo saber desde las primeras etapas cuándo una innovación será disruptiva? ¿Qué características comunes presentan las innovaciones disruptivas en las primeras etapas para que entren en el radar de las empresas como potencias innovaciones disruptivas? ¿Cómo realizar una predicción ex-ante que nos permita identificar la innovación disruptiva?

Para poder identificar si una innovación es potencialmente disruptiva hay que fijarse en tres variables:

  1. Productos nuevos en un mercado existente que entra con un precio muy bajo respecto a los productos existentes. Esto se logra gracias a la disminución de alguno de los criterios de valoración de los productos.
  2. Productos nuevos en un mercado adyacente marginal, con unos precios muy bajos por debajo de los productos nuevos. También se logra gracias a la disminución de algunos de los criterios de valoración de los productos.
  3. Productos nuevos en un nuevo mercado, con un precio superior a los productos que podrían cubrir esa necesidad.

En 2004 Danneels indicó que la forma de identificar ex-ante la innovación disruptiva es identificando aquellas innovaciones potenciales que existen en el momento presente. A modo de resumen se muestran en el siguiente cuadro:

characteristics of potencial disruptive innovations

Para buscar innovaciones disruptivas potenciales en nuestro mercado no solo hay que fijarse en nuestro sector. Es importante mirar otros sectores, aunque parezcan alejados, porque pueden cambiar radicalmente el comportamiento de nuestros clientes y dejarnos fuera. Por ejemplo en el mercado de compra-venta de productos de segunda mano, los actores presentes en el mercado no supieron ver el impacto del smartphone en el modo de consumir de los usuarios, y se vieron sorprendidos por Wallapop con una aplicación móvil muy sencilla que el usuario ha sabido adoptar mejor que los portales tradicionales de venta de productos de segunda mano.

¿Qué innovaciones disruptivas potenciales ves actualmente?

Inspiración: Disruptive innovation and historical players: the case of the satellite industryIndustry structure and disruptive innovations: the satellite industryDigital Tontohttp://www.christenseninstitute.org/

 

Anuncios

El satélite en la quinta dimensión digital

El término “quinta dimensión digital”, recogido por José María Fuster en el IEEE, se añade a las cuatro dimensiones en las que habitualmente nos hemos desenvuelto, es de naturaleza virtual y se implementa en estructuras lógicas con base material (para diferenciarlo del mundo de las ideas, inmaterial).

Es una realidad que nuestro mundo es digital y no concebimos vivir sin estar permanentemente conectados. Ya se ha vuelto habitual la proliferación de dispositivos que nos permiten automatizar como interactuamos con nuestro entorno, todos ellos generando una cantidad ingente de datos y creándonos la necesidad de disponer de cobertura en cualquier parte del mundo que no resulta posible alcanzar con las infraestructuras terrestres tradiciones.

Las tecnologías “terrestres” que existen actualmente para convertir nuestro mundo en digital (Sigfox, Zigbee, 5g, LoRa, Neul) disponen de una serie de capacidades que las convierten en tecnologías punteras para ofrecer nuevos servicios al usuario. Sigfox es compatible con fabricantes de módulos como Texas Instruments o Avnet, LoRa es compatible con módulos de Semtech y Neul es compatible con módulos de Huawei. Cada uno tiene capacidades distintas, aunque parecidas y distinto nivel de disponibilidad (Sigfox es el que mayor número de fabricantes utiliza para su módulos). Con estas tecnologías y con la llegada del 5g la conectividad de las cosas se elevará y aparecerán multitud de productos y servicios asociados al internet de las cosas.

Sin embargo su radio de acción es limitado, por lo que necesitan apoyarse en otras redes externas para lograr su máxima capacidad de conectividad.

 

parts-of-iot-ecosystemEs en este aspecto donde los satélites toman un papel protagonistas en la quinta dimensión digital, en las smartcities, en el IoT y en todos estos términos digitales que necesitan de conexión permanente y de un flujo de datos masivo capaz de tratar la información que necesitan.

Los servicios de banda ancha satelital existen desde hace muchos años, aunque no han sido utilizados en mercados masivos como lo pueden hacer los operadores de telecomunicaciones tradicionales, y pueden ofrecer este servicio en todos los rincones conocidos de La Tierra.

El satélite es el único sistema de telecomunicación que existe en la actualidad que es capaz de ofrecer cobertura en todas las partes de planeta, con la actual infraestructura de red y con las capacidades que actualmente dispone, sin necesidad de realizar nuevos despliegues y nuevas inversiones.

Es por ello que el satélite juega un papel fundamental como middleware de todos los sistemas actuales y futuros, garantizando de este modo la interconexión de sistemas y la mejora de las soluciones ofrecidas actualmente a lo largo y ancho del mundo, sin limitaciones de cobertura o despliegue de infraestructuras de red.

¿Cómo es el lanzamiento de un satélite al espacio?

La madrugada del 27 al 28 de enero tuvo lugar el lanzamiento del satélite 36W-1 de Hispasat, el noveno satélite de la compañía española que tiene en órbita geoestacionaria. Incorpora importantes innovaciones de primer nivel para el sector satélite y me sorprende el poco eco que se ha hecho en los medios de comunicación sobre este satélite. Por ejemplo dispone de propulsión eléctrica durante toda la vida útil del satélite, lo cuál es un aspecto muy importante a tener en cuenta (reduce el coste de lanzamiento y el mantenimiento).

También cuenta con una carga útil regenerativa, que quita ruidos y errores de la señal recibida de la Tierra antes de transmitirla a la Tierra. Esto permite al satélite realizar actividades que antes se realizaban en Tierra, simplificando así la arquitectura de red de tierra, como por ejemplo los decodificadores de usuario que ahora podrán ser más pequeños y baratos. También evita los enlaces que antes requerían un doble salto de satélite, reduciendo la latencia en la comunicación.

Por terminar con algunos de los avances que incorpora este satélite, sus antenas se pueden reorientar reorientar desde la Tierra, por lo que tiene más flexibilidad a la hora de adaptarse a necesidades futuras. Existen multitud de artículos que resumen de una manera mejor y más efectiva las características del satélite, por lo que no vamos a reiterarlas aquí.

Este post se escribe para explicar cómo es el lanzamiento del satélite, las fases que lo forman y lo que sucede en cada una de ellas. Os recomiendo ver el video en Youtube donde se puede ver el lanzamiento completo, me parece impresionante a pesar de que tiene poco más de 8.000 visualizaciones.

El lanzamiento comienza con la típica cuenta atrás de 10 segundos que todos conocemos de las películas. En ese momento los motores ya están encendidos y en el momento de comenzar el viaje lanzan una gran llamarada y comienza a ascender.

La persona encargada del lanzamiento va retransmitiendo el lanzamiento e indica si todo va según el plan trazado. En este caso, el Hispasat 36w-1 es el primer cohete en viajar hacia el este en lugar del oeste.

A los 2 minutos se encuentra a una altura de 48 km y se desprende de los cohetes que le permiten ascender por la atmosfera:

desprendimiento-de-los-booses

La gráfica de arriba a la derecha muestra la altura y longitud que lleva el cohete, y el mapa inferior la trayectoria que sigue y la programada.

En el minuto 3:35 se desprende de la parte superior del cohete que es donde se encuentra ubicado el cohete.

fairing-separation

En el minuto 4:48 se separa el satélite de la cola del cohete que todavía queda por desprender.

Separation bloc A.png

En el minuto 9:30 se produce la separación del último elemento:

3a separacion.png

A partir de este momento el satélite viaja solo. Se encuentra a una altura de 200 km de la superficie terrestre y ha recorrido una distancia de 1.828 km.

En el minuto 10:25 comienza la fase llamada Fregat Ignition que lleva al satélite de la órbita baja en la que se encuentra, a la órbita media-alta donde se quiere ubicar.fregat-ignition

En la siguiente imagen se puede ver la trayectoria que sigue desde el lanzamiento y a parte del equipo que supervisa el lanzamiento:

trayectoria final.png

Espero que os haya gustado el resumen, en 2017 Hispasat lanzará dos más así que habrá que estar atentos.

Los horizontes de la innovación

Hace pocos días estuve en un evento de Esade en el que habló José María Fuster (Banco Santander) sobre los horizontes de la innovación en la era digital. Me pareció una muy buena aproximación de la realidad en la que se encuentra la empresa a la hora de innovar y cuál debería ser la estrategia a seguir en innovación según lo atrevidos que queramos ser.

Hay que innovar para sobrevivir, pero también es necesario producir para vender y eso si que es sobrevivir. Por lo tanto ¿cuánto hay que innovar y cuánto hay que producir para sobrevivir mejor?

A la hora de innovar en una compañía nos encontramos tres posibles escenarios:

Horizonte 1.

Aquí se trata de innovar en procesos, manteniendo el actual modelo de negocio existente y mejorando el día a día de la compañía. Se trata de hacer las cosas mejor, de ser más eficiente, de cometer menos errores y en definitiva de ser más productivos.

Este punto es la innovación más básica, sin la cuál corremos un riesgo muy elevado de vernos fuera del mercado. Sin este mínimo de innovación nuestra eficiencia frente a los competidores nos impedirá vender mejores productos y más baratos, lo cuál nos dejará fuera del mercado de manera irremediable.

Un ejemplo típico de innovación en el horizonte 1 es cambiar el proceso productivo para reducir los plazos de entrega o mejorar la calidad de nuestro producto para vender mejor que la competencia.

Horizonte 2.

En este horizonte se trata de innovar en modelo de negocio a través de nuevas oportunidades cercanas a nuestro negocio actual. Se trata de cambiar solo una variable de nuestro modelo de negocio, de hacer un cambio en una tecnología o negocio adyacente.

Horizonte 3.

Este horizonte es el más lejano, se trata de la innovación en modelo de negocio disruptivos, realizar algo totalmente nuevo a lo que estoy haciendo ahora. Al contrario que ocurre en los horizontes 1 y 2, en el horizonte 3 no es posible realizar una transformación desde el modelo de negocio actual. Debe ser nuevo y gestionarlo separado del modelo de negocio actual para que no pierda vitalidad, para que sea realmente nuevo y para que no adquiera vicios y prejuicios del modelo actual.

A los horizontes 2 y 3 se llega con modelos de Open Innovation donde la velocidad es crítica. A diferencia del modelo tradicional de innovación en el horizonte 1, donde la innovación se realiza de forma interna, se pueden proteger los resultados de la innovación mediante el secreto industrial. Pero en la innovación de los horizontes 2 y 3 no es posible realizar la innovación interna ya que en muchas ocasiones en el horizonte 2 y siempre en el horizonte 3, es necesario probar la innovación con los clientes con el objetivo de validar el modelo antes de incurrir en más gastos de desarrollo.

Estos tres horizontes nos permiten avanzar en el proceso de innovación dentro de una compañía, a medida que vamos afianzando un horizonte conviene adentrarse en el siguiente para intentar no quedarse fuera del mercado.

¿Tienes suficiente información?

Hoy en día obtener información de cualquier tema está al alcance de casi todos de forma inmediata y tenemos la posibilidad de adquirir conocimientos básicos de forma rápida, no obstante vivimos en la era del big data y de los grandes volúmenes de información.. El problema viene a la hora de identificar las fuentes fiables y de saber estructurar la información para que el tema no se nos vaya de las manos.

En general soy de los que prefiere tener cuanta más información mejor porque eso me permite construir mi propio conocimiento y filtrar lo que considero erróneo. Sin embargo, en algunas ocasiones al ir profundizando en el estudio de un tema me he desviado del objetivo inicial por la gran cantidad de información que he recibido, retrasando finalizar la tarea que estaba realizando.

La sobrecarga de información no es algo nuevo, aunque ahora pueda ser mucho más intensa. La primera vez que se empleó este término fue en el libro “Future Shock” de Alvin Toffler en el año 1970 y posteriormente en 1996 Alfons Cornella introduce el término “infoxicación” refiriéndose a la situación en que estamos ante una gran cantidad de información para analizar o contradicciones de la información disponible o no disponemos de un método para comparar y procesar diferentes tipos de información.

El mayor peligro que se corre con la sobrecarga de información es no saber aplicar los filtros adecuados para quedarnos con aquello que realmente nos interesa, generando angustia y desesperación ante tal bombardeo de información recibida sin tiempo ni capacidad para analizar. Es muy importante filtrar las fuentes de información y saber identificar la información crítica realizando las preguntas adecuadas (sobre todo en los buscadores de internet dado el gran volumen de información que identifican).

¿Por qué lo llaman Big Data cuando quieren decir Business Intelligence?

El llamado Big Data, ese término que aparece por todos lados, es una disciplina que se basa en la recopilación, análisis y extracción de conclusiones a partir de un gran volumen de datos. Un detalle importante es que, en principio, muchos de estos conjuntos de datos no guardan una relación aparente. De ahí el segundo punto de la definición: el análisis. En esta tarea se trata de buscar esa relación, es decir, es como determinar una relación entre el vuelo de una mariposa en Madrid y su efecto en Nueva York. La llamada Teoría del Caos.

Ahora todas las empresas utilizan Big Data, es decir, análisis de un gran volumen de datos para tomar decisiones de negocio.

Y me pregunto ¿cómo lo hacían antes?

¡Ah! Que solo se fijaban en datos financieros.

¿Y de donde vienen los datos financieros?

De las ventas.

Ya veo, y las ventas ¿de donde vienen?

Las ventas vienen de los clientes que nos compran que toman sus decisiones basándose en un montón de variables de las cuáles muy pocas tienen que ver con el producto (algunos estudios dicen que más del 80% de la decisión de compra tiene que ver con las emociones y solo un 20% con la razón, es decir, con los datos objetivos del producto).

Entonces, si el origen de los datos viene del comportamiento de los clientes ¿por qué no se analizaba eso?

El Big Data va mucho más allá del análisis de los propios datos de negocio, que sería BI, y busca encontrar nuevos patrones en datos externos a la compañía con el objetivo de impulsar sus ventas. Por poner un ejemplo sencillo, todos conocemos la Coca-Cola y compramos habitualmente Coca-Cola. Si hoy aparece una nueva campaña de publicidad de Coca-Cola ¿qué relación tiene ésta con las ventas de latas los próximos días? Porque probablemente seguiríamos comprando Coca-Cola aunque no saquen una nueva campaña de publicidad.

Esperemos que no quememos el término de tanto usarlo, como sucedió con la “domótica” que lo utilizaban hasta para subir y bajar una persiana.

¿Qué son las telecomunicaciones?

Este año se cumple el 150 aniversario de la Unión Internacional de Telecomunicaciones, en aquel momento llamada Unión Telegráfica Internacional, organismo que se encarga de unificar y estandarizar todas las comunicaciones ya sean vía radio, cable, manual, digital, etc. De aquella Unión Internacional de Telegrafía surgió el término Telecomunicación para integrar a todas la comunicaciones del momento y todas las que pudiesen llegar en el futuro (no se sí esperarían un boom tan fuerte como el vivido en los últimos años).

ce4dcce7f83825b119489fbdde2a23b7 image

Celebración en el Senado del 150 aniversario de la UIT presidido por el rey Felipe VI.

Este espíritu de integrar todas las comunicaciones y facilitar la conexión de todas las partes del planeta es lo que nos ha llevado a la situación actual donde los distintos sistemas de comunicación fijo, móvil o por satélite y en cualquiera de las tecnologías disponibles son utilizadas por los usuarios de manera transparente.

La integración de las telecomunicaciones nos está llevando a la digitalización de las empresas, de la administración pública  y organismos, al internet de las cosas, el comercio, en definitiva a un mundo digital del que cada vez somos más parte y del que no sabemos estar sin él.

Toda esta comunicación global que vivimos hoy es posible, quizás, a que aquellos visionarios que formaron la UIT hace 150 años se reunieron y tomaron la decisión de formar un organismo que garantizase la interconexión de todos los tipo de comunicación existente y por venir.

¿Utilizamos más el libro de papel o el electrónico?

Actualizado el 18 de mayo de 2016:

Hoy el diario digital El Español publica la noticia de que el libro electrónico está cayendo en ventas (12,7% en EEUU y 1,6% en Inglaterra), frente a la subida en ventas de libros en papel (apenas un 2,8% en EEUU y un 0,4% en Inglaterra).

Y el libro electrónico echa el freno

Actualizado el 19 de agosto de 2015:

Ayer publicaron en el periódico Cinco Dias una mini noticia en la que se decía que el ebook no despegaba en España con un 5% en ventas (no publican la fuente de este dato) frente a un 30% en EEUU:

El ebook no funciona

A continuación mi entrada original 11 Mar de 2015.


 

Hace pocos días viajando en el Metro de Madrid me fije que en el vagón iban leyendo personas con el libro electrónico, libro de papel y con el móvil. Tuve la curiosidad de saber cuantos había de cada tipo y los conté: 6 libro electrónico, 4 móvil y 7 libro de papel. ¿Te sorprende?

A mi también, desde hace unos años se veía una clara tendencia hacia el libro electrónico, sobre todo en el transporte público, y se hacía muy difícil encontrar alguien leyendo un libro de papel. El libro electrónico tiene unas ventajas claras frente al libro de papel: pesa menos (en general), puedes tomar notas y buscar notas, puedes comentar y ver comentarios de partes del texto, tienes todos tus libros en 20 cm cuadrados, sólo necesitas una mano para leer y es más ecológico. Pero también hay estudios que dicen que la lectura sobre formato electrónico se asimila peor que sobre papel y estala parte romántica de leer un libro de papel.

Hoy he vuelto a hacer la misma cuenta: 1 libro electrónico, 6 móvil y 7 libro de papel/periódico/apuntes de carrera.

Lo que he podido ver es que a medida que pasan las horas (las dos encuestas anteriores las hice a primera hora) el uso del móvil se dispara claramente y es más difícil encontrar a alguien leyendo en soporte de papel.

Y tu ¿en qué soporte lees más?

 

 

¿Cómo construir mi propio iPhone?

Hace unos días destripe un iPhone 4 que estaba un poco malito: pantallas reventadas y cámara de fotos out, “nada grave”. Como estos dispositivos tienen una larga vida, me dije “¡bah! Esto no es nada para él, seguro que ha tenido peores batallas en las pruebas de usuario”. Aquí podéis ver algunas de las pruebas que hacen en bq.

Así que me dispuse a comprar los componentes y abrir el teléfono para solucionarlo. No os voy a comentar en detalle como es el procedimiento de reparación, que para eso hay infinidad de vídeos en Youtube que lo explican. Aquí voy a poner los componentes que tiene un iPhone.

La estructura de un iPhone 4 esta formada por una estructura de aluminio formada por una plancha que va por el medio del móvil y un marco alrededor que le aporta rigidez al teléfono. Cuando quitas la carcasa trasera, fabricada en algo parecido al cristal, te encuentras con lo siguiente:

IMG_0147

El hueco plateado que se ve en la parte inferior de la imagen es el hueco de la batería. El módulo de color negro que se ve a la izquierda es el módulo wifi y los altavoces. En la derecha de la imagen se ve la cámara de fotos y debajo de la placa de aluminio están los conectores. En la esquina inferior derecha se ve un cilindro muy pequeño, eso es el vibrador. Y la electrónica que se ve en la parte superior es la placa base del teléfono.

Aproximadamente un tercio del teléfono lo compone la batería, que para los que no hayáis probado tiene una extraordinaria duración (comparado con otros móviles, sin contar el Motorola que llega a casi dos días). Otro tercio lo forma el módulo wifi y los altavoces (están integrados) y una placa con conectores para la pantalla, la cámara de fotos, la propia cámara de fotos y los botones.

La estructura del teléfono es esta placa:

IMG_0150.JPG

IMG_0148.JPG

El módulo wifi y los altavoces es esto:

IMG_0151.JPG

La música de los altavoces sale por los dos extremos que sobresalen a la derecha de la foto anterior.

La cámara de fotos es esto, más pequeño que una uña como se puede ver en la segunda foto.:

IMG_0159.JPG

IMG_0160.JPG

Y la electrónica “pura del teléfono”, la que nos permite llamar, recibir llamadas y conectarnos a través de datos es esto:

IMG_0153.JPG

 

Los conectores que se ven en la parte inferior de la foto son para la cámara de fotos, la pantalla y el resto de elementos del teléfono (botones de volumen, vibrador, etc.). El conector que se ve en el medio de la foto es para el módulo wifi y altavoces.

IMG_0154.JPG

En el medio de la foto anterior (la placa con 6 conectores dorados) podéis ver el hueco para insertar la tarjeta SIM.

¿A qué no parece nada? ¿Entonces por qué cuesta tanto? Discusiones a parte de que sí pagas marca, diseño, etc ¿os imagináis el trabajo que lleva meter todo eso en una placa tan pequeña y que sea robusto? Hay que hacer mil diseño con los componentes, como sí fuera un puzzle para encajar todo, mil documentos funcionales de qué debe hacer cada componente, mil iteraciones de optimización de recursos, y todo esto para diseñar un aparato que visto en fotos no parece nada.

Después de destripar y armar el iPhone, el resultado fue este:


¿Se te ha ocurrido comprar los componentes y fabricarte un iPhone 4? A mi sí, y esto es lo que costaría:

Chasis de aluminio: 11€
Una pantalla LCD, carcasa trasera y botón “home” = 30€
Módulo de wifi + altavoces = 5€
Conector auriculares + botones volumen + botón mute = 3,5€
Embellecedores botones = 4€
Motor Vibrador = 3€
Cámara frontal = 5 €
Cámara trasera = 5€
Bandeja tarjeta SIM = 2,5€
Batería = 5€
Placa base. Este es el mayor problema porque no se vende nueva. Habría que comprarla de segunda mano y no es fácil encontrar una que funcione correctamente. Los precios rondan los 60€.

En total tenemos un iPhone 4 por 130 € aproximadamente, más o menos lo mismo que cuesta uno de segunda mano ya montado. No merece mucho la pena económicamente, pero lo pasaríamos muy bien construyéndolo.

Eso sí, tendríamos un iPhClon porque la mayoría de componentes no serían originales.

Ahora ya sabéis como es un smartphone por dentro. Hay que tener en cuenta que Apple, Samsung, Sony y algunas más diseñan los componentes de sus productos por completo y las marcas más baratas lo que hacen es adaptar componentes ya existentes, por lo que puede que tengan más partes que un iPhone.

Minientrada

¿Qué es un dron y para que sirve?

Están de moda los drones y siempre que vemos una noticia sobre drones nos muestran un aparato volando. Entonces ¿el avión de mi primera comunión ahora es un dron? La respuesta es no.

Un dron es un artefacto volador diseñado para que haga de forma autónoma lo que se le ha programado. A diferencia de un helicóptero o cuadricóptero teledirigido, estos están manejados por una persona y no son capaces de actuar de forma autónoma, es decir, que si se encuentran una pared y no lo desvía el piloto se choca.

Un dron es autónomo, tiene un programa informático que le da la inteligencia suficiente para realizar una actividad. Por ejemplo, sobrevolar un volcán y registrar las condiciones climatológicas del entorno, tomar fotografías cuando llegue a determinada altura o a una zona con determinada temperatura, determinar el área que cubre la lava, etc. Y después volver a la estación base para recopilar los datos o bien transmitirlos online por si el dron sufre un accidente durante el vuelo.

Hay multitud de aplicaciones para los drones y si no ver el siguiente video:

Y si no tienes perro pero quieres tener un dron, tambien se acepta dron como animal de compañía:

Esto de los drones es un tema que me encanta, así que seguiremos descubriendo en próximas entradas que son, que partes tienen y que podemos hacer con ellos. Espero que te haya gustado.